lunes, enero 08, 2007

Una siesta en el cine con el Sr. Lazarescu.

Apenas una semana de estrenos y ya hicieron aparecer la primera "obra maestra".

Yo creo que es un poco demasiado. Está bien que no veamos películas rumanas habitualmente, pero no por ello vamos a festejar exageradamente cualquier cosa.

De todas maneras la película no tiene la culpa. Ella es lo que es. Que otros pretendan hacer ver algo más, es una cuestión que la excede.

2 comentarios:

ElAmigoAmericano dijo...

Sí señor, un embole bárbaro.

Ahí estuvimos con elpanicplay... ambos coincidimos en que creíamos que la película no iba a terminar nunca nunca nunca y que íbamos a pasar el resto de nuestros días allí... mirándola...

Tal vez no entienda nada de cine, pero sostengo que me aburrió muchísimo...

Sebaclint dijo...

A mí me agotó muy rápido; mejor dicho: para mí la película, como representación, como narración y como objeto estético se agotó muy rápido. De 2 horas 20, fácil, le sobra 1 hora 50.