martes, junio 03, 2008

Sobre algunos estrenos más o menos recientes y por venir (y varios links)

Los dueños de la noche (We own the night, de James Gray): Este será, sin dudas, uno de los estrenos más destacados del año. James Gray (a partir de este momento empieza la búsqueda de sus anteriores films, no estrenados ni editados por estas tierras) hace aquello que hoy parece extraño y que se hace extrañar: reconfigurar formas míticas y trágicas. Eso es el cine, desde Griffith en adelante. Si hoy esas formas parecen perdidas bajo derroches de producción, cursilerías varias, demagogia, amoralidad y estupidez, cada tanto el espíritu mítico y trágico del cine dice presente, demostrando que es imposible anularlo por completo. Y cuando lo hace, todo a su alrededor queda desnudo y en evidencia. Los dueños de la noche es un policial y un drama familiar. Pero es tanto más como seamos capaces de ver, como seamos capaces de leer en su puesta en escena. Algo de eso intento hacer aquí: http://www.leercine.com.ar/nota.asp?id=133


Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, de Steven Spielberg): quien quiera un análisis adecuado, una crítica que valga la pena, debe darle una lectura a esta crítica de Santiago García http://www.leercine.com.ar/nota.asp?id=135 . Por mi parte digo que esta nueva entrega de Indiana es una película necesariamente anacrónica, de un espíritu clásico que hoy día es cada vez más escaso. Spielberg actualiza su mirada sobre EE.UU a la par de su héroe. Y una vez más –como en Inteligencia Artificial, como en Atrápame si puedes- pone en perspectiva su propia filmografía. Un Spielberg fordiano.
* Como soy muy democrático, dejo un link con una crítica en contra: http://linkillo.blogspot.com/2008/05/cine-indy.html, pero no me hago responsable de las tonterías que allí abundan... Eisenstein inventor del cine, por favor...

Iron man (Jon Favreau): Básicamente es una película atolondrada. Un producto, en el sentido más industrial de esa fea palabra. Un guión muy básico, una puesta en escena sin mucha elaboración que se sostiene básicamente por los efectos especiales (muy lindos algunos... pero ¿y?) y un actor que de ninguna manera puede encarar un héroe de este tipo: demasiado cínico, demasiado impostado, demasiado exterior. Robert Downey Jr. parece actuar siempre desde la ironía y la distancia con los personajes que interpreta. Y el resultado de esto es un actor que parece guiñarnos el ojo diciéndonos que lo que vemos es un chiste, que lo heroico es una broma o un divertimento pasajero. Y además, es un actor que hace que todo se base en él, por lo tanto es imposible que la película vaya más allá de su figura. Por supuesto que hay cosas peores (cambio Iron Man por todas las películas rumanas que existan), pero eso no la hace buena.


I´m not there (Todd Haynes): En su carrera Haynes ha hecho trabajos muy interesantes. Pero en este pseudobiopic de Boyb Dylan se estrella contra los vicios del cine independiente y arty. El supuesto vanguardismo de la película, o su originalidad, se basa en una idea muy básica: tomar hechos biográficos del músico y disfrazarlos un poco con unos toques de experimentación formal y de ironía. Y nada más. Haynes se queda ahí, en el gesto, en la pose. No construye ideas, construye viñetas superficiales. También intenté una análisis algo más detallado aquí: http://www.leercine.com.ar/nota.asp?id=134

5 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Mi amor por Bob Dylan hará que vea su nueva película aunque sé que no voy a encontrarme con lo que busco. Saludos!

glenda dijo...

Lo que es seguro es que Robert Downey Jr. "parece"

Sebastián Nuñez dijo...

Sí, y ese es justamente el problema.

Toni Durán dijo...

Downey Jr. me parece un grande. Por cierto, tengo muchas ganas de ver la última de Haynes... pero no espero demasiado.

Yann dijo...

jaja yo habia pensado algo parecido despues de ver Zodiaco sobre Robert Downey. Que dejen de darle papeles de alcoholico solo porque sea un alcoholico!!

che la critica de indy es tremenda, que spielgberg quiera asesinar al cine es de lo mas ridiculo que escuche en mucho tiempo.