jueves, diciembre 07, 2006

La lucha continua

Art School Confidential

En medio de un panorama que se nos presenta frustrante, junto a elamigoamericano hemos tomado esta nueva joya del enorme Terry Zwigoff como emblema, como bandera, como símbolo de nuestra lucha.
No pasarán!

12 comentarios:

ElAmigoAmericano dijo...

I pretty much invented modern art, and I do weird abstract paintings even though I could paint totally realistic if I wanted to.

Parafraseo al amigo Happy Gilmore (que ha dicho que no entendía al arte moderno, y yo tampoco):
Cualquier cosa no es arte, un mamarracho no es arte, una hoja en blanco no es arte, cosas tiradas en el piso no son arte, figuritas de los ositos cariñosos pegadas sobre una foto gigante de una joven en bolainas no es arte.

No, no y no.

BobbyFischer dijo...

Ahora cuando JPM tenga mas tiempo taria bueno discutir porque el "sr. Dominguez" en el Amante le dio con un caño a esta gran pelicula. Demasiado dogmatico de las historietas JMD.

La cita a El señor de la comedia me gusto mucho. Para mi, La pelicula mas politica del año.

BobbyFischer dijo...

el rey de la comedia..estoy medio gaga

Capt Midnight dijo...

"That' so september 10."

La recomendé cuando salió en Cinemarama

equisoila sin plan dijo...

por un momento empece a ver un gran potencial en mis pinturas de circulos y triangulos que hacia en primaria
pero no..
otra muy buena de terry

Simplemente Dominguez dijo...

¡Ah, unclefuckers, conque esas tenemos! Para mi problema radica con el armado de la peli, con esa estructura fragmentada –Comic patrol: deudora de la historieta original- de la cual cuelgan de manera inconexa, forzada y poco libre cada una de las situaciones y personajes a explotar. La introducción del policial poco ayuda a la naturalidad de ese mundo. Sigo explicándome: en Ghost World, principalmente, y en Bad Santa me parece que el caminar, el recorrer, era importante, el andar ese “mundo fantasma”, esos shoppings, bares, y descubrir esas mierdas de personas y esas maravillas de objetos –que sí o sí y de alguna forma fueron realizados por la intervención humana, y solo son maravillosos para alguien que puede ver eso en ellos-. En art school los personajes no se pasean, pasan de escena a escena de forma forzada, no hay naturalidad en el recorrido o al menos no parece buscarla la película. Más que en otras películas de Zwigoff, los planos de El arte de la seducción muestran solo eso que hay que mostrar, no hay juegos, no están los dibujos de en la servilleta, no hay un pepino de madera dando vueltas en el cuadro. Como dije, poco me molesta la misantropía y mínima potencia de alteración del mundo –la escena final da cuenta de ello- que Zgiwoff ve en su protagonista.

Simplemente Dominguez dijo...

Lo que si no entiendo es esa misantropía que leí muchos ven el director y que siempre la pensé como algo más profundo que eso, siempre me pareció que su visión del mundo era algo que estaba entre el desencanto y una especie muy humana de melancolía: aquel que va a la cita a ciegas esta buscando en cierta manera lo mismo que Enid –esa mierda que creemos nos falta y suele seguir faltando-, solo que Zgiwoff elige un punto de vista, que, aquí está lo ausente en El Arte, que con el paso del tiempo puede convertirse en aquello que tiene enfrente. Todos podemos ser cínicos, pero se necesita mucho más que misantropía para ver en ello una melancolía, un posibilidad de fábula o de magia (Un autobus que nadie cree exista). Para ver en ello un lazo que une inevitablemente, quieran ellos o no, cosas –discos, peluches, chocolates- con personas –sobre todo aquellas que medio que cada vez que pueden mean contra el viento-. Por el aspecto político del film, solo puedo decir que una hoja en blanco puede ser política depende de donde este. De ahí a que sea arte, no sé, tampoco me creo tener la certeza de dilucidarlo en una oración.

Sebaclint dijo...

Ustedes lo invocaron y el mismismo JMD hizo presencia. Un gusto y un honor.

Para nada coincido con la crítica que hizo en El amante, pero tengo que decir que lo que acá dijo me parece muy atendible. Más allá de que no estoy de acuerdo con la primera parte, es interesante lo que dice sobre Zwigoff y su supuesta misantropía. Como Domínguez creo que la obra del director va mucho más allá de eso, por eso me resulta tan interesante. La melancolía y la amargura que se desprenden de cada imagen de sus películas demuestran claramente que la misantropía es apenas una de las capas de su cine.
Hay dolor en el cine de Zwigoff, un dolor sincero, de corazón por el estado de las cosas. Y sus películas -políticas, ácidas, sarcásticas, nobles y jamás cínicas- son una respuesta necesaria.

BobbyFischer dijo...

JMD es verdad puede ser que la pelicula no fluya como Bad Santa o Ghost World pero creo que aca a diferencia de las otras peliculas en vez de concentrarse en el recorrido del heroe (antiheroe)(lo que posibilitaria una construcción mas cinematografica de la pelicula en si), se preocupa por la dimensión que le da a cada personaje. De hecho no creo que sea misantropo, sí alguien desilucionado con el mundo que hace explicita su amargura pero que no ataca a sus personajes si no que lo hace en todo caso es mas interpelar a la sociedad y sus costumbres-sistema de valores (a diferencia de Solondz que para escandalizar a la sociedad descuartiza a sus personajes). En Ghost World no ataca al cajero de la pseudo-Blockbuster sino q ataca la desidia de esa pseudo-empresa.
Acá en el Arte creo que mas alla del devenir de cada personaje en la historia, es fiel en ultima instancia a lo que los personajes querian (Jerome obtiene fama y a la chica, Vince puede hacer su corto tal como lo soño) incluso resignando la prolijidad de un relato que hasta las 3/4 de la pelicula iba solidamente en torno de una premisa. (yo pensé que lo arruinaba pero el falso happyending me confirmo que Zwigoff no se olvida de sus personajes). Igual el final no deja de ser un enorme artificio con la cita explicita al rey de la comedia como toma de posicion politica.

Slds.

BobbyFischer dijo...

Ademas los personajes en Zwigoff no son unidimensionales sino que estan llenos de dobleces..

BobbyFischer dijo...

por eso no creo que sean cretinos (ni el personaje encarnado por Max Minghella, ni el de J. Malkovich en este pelicula lo son) por determinadas actitudes (caso Enid en Ghost World cuando le muestra los dibujos a Seymour (Buscemi), muestra que el sentimiento hacia él era mas complejo que lo que la actitud de ella hacia ver.

Es en esas pequeños detalles (y no al de adherir a un esquema convencional de buenos y villanos) que me parece que el cine de Terry Zwigoff es algo grande.

Ezequiel V dijo...

Bueno gente, con Capt Midnight nos mandamos un par de "elecciones cinematográficas" del 2006 en Cinemaramacritic; desde ya están invitados a dejar sus comments en el blog cuando lo deseen. Quiero saber de sus preferencias too.
Saludos Sebaclint!