viernes, enero 11, 2008

Cierta infamia de cuño liberal-burgues

En el último número de El Amante hay una cobertura importante de El hombre robado, debut del director argentino Matías Piñeiro. Recuerdo haberla visto durante el último Bafici, y si bien estuvo lejos de parecerme una gran película, su costado nouvelle vague me había caído simpático.

Bueno, en la revista hay una serie de declaraciones del director que lo muestran muy afrancesado, muy “intelectual” a la manera europea. Y entres esas declaraciones se encuentra la siguiente:

(..) En la ciudad aparecen como bombas las posibilidades de construcción de relatos: el botánico, que es junto con el zoológico una idea de Sarmiento, está lleno de personajes que remiten a La metamorfosis de Ovidio; en el campo de Rosas, una vez ganado ese territorio a la barbarie, lo que Sarmiento hace inmediatamente es civilizarlo, promover zonas de estudio de la flora y de la fauna para revertir los efectos causados por el régimen anterior(…).

Pocas cosas me apasionan tanto como la historia argentina. Y pocos cosas han sido tan olvidadas, debido a la despolitización reinante, como el estudio de esa historia (obviemos a Pigna, por favor). Así que, preso de esa pasión, no pude más que enfurecerme ante semejantes palabras, que no son nuevas claro; el discursito liberal que siguió a la batalla de Caseros fue el oficial durante mucho tiempo, y si bien una gran cantidad de personas inteligentes y capaces se han encargado de analizar y desenmascarar esa postura infame, todavía aparecen restos, como en esta oportunidad. Es raro que aparezca en un director de cine argentino. Si alguien me decía que una película argentina iba a tener relación con la historia de su país, jamás lo hubiera creído, pero es cierto, y en principio eso es algo altamente positivo. Claro, eso se derrumba al ver que se trata de una tardía consecuencia de la ideología liberal y antinacional que se impuso luego de la caída de la Confederación. Civilización y barbarie, la gran mentira divulgada por Sarmiento, que ahora un joven cineasta intenta poner otra vez en circulación a través de su pretenciosa postura de director intelectual. Cualquiera que haya estudiado medianamente la historia argentina sabe que tal dicotomía -en la que barbarie es sinónimo de federalismo, caudillismo y Juan Manuel de Rosas- es una enorme patraña a través de la cual la oligarquía liberal –siempre cargada de desprecio hacia los habitantes criollos pertenecientes a otra clase- llevó adelante su proyecto. Ese que impidió, justamente, el desarrollo de un país: Argentina.

La sombra terrible de Sarmiento sigue siendo evocada. ¿Quién iba a decir que iba a aparecer en un lugar tan insólito?
En realidad no tanto, el “cine independiente” (o gran parte de él), es en cierta forma el último avatar de cierta conciencia burguesa, que tan nefasta fue y sigue siendo para el país que la acoge.

11 comentarios:

BobbyFischer dijo...

A mi el hombre robado me pareció una pelicula bastante cinica en su visión de las relaciones humanas y de la juventud en gral. (no voy a usar el apelativo de snob o el de pretenciosa porque me parece que seria "subirla" de categoria).

Con una puesta en escena virtuosa, me hizo acordar a ciertas visiones del mundo, de ciertos directores contemporaneos (como Sofia Coppola) con cierta tendencia a la pedagogia y al egoismo mas rampante. (Me hizo acordar bastante al corto de Sofia: Lick the star, con su enorme misandria a cuestas).

Por eso me hace bastante ruido, y no me da para hacer una celebración boba sin ningun cuestionamiento. Simplemente digo que es una buena pelicula aunque con ciertos reparos.

Igualmente lo mas jugoso de la entrevista es cuando el director dice que sus protagonistas son de "clase trabajadora"...Al margen, me pasò lo mismo que con Musica Nocturna, en algun punto me senti como de vuelta en el colegio con un director que me quiere encajar su escala de valores...Digo: Godard tambien exponia sus preferencias en pantalla, pero sus peliculas eran un ejercicio ludico, un juego libre de posibilidades tanto de la vida como del cine y no tenian ese lastre, esa severidad, estos personajes miserables que parece que le quieren refrendar a los demas sus puntos de vista en un tono bastante solemne y grandilocuente.

y del numero del Amante en gral. lo mas saliente me parece el hecho que ningun redactor haya elegido Bourne el ultimatum entre las 10 mejores peliculas del año, siendo un año particularmente flojo, y con el atenuante, que dijeron que no iban a elegir estrenos en dvd del circuito de "cine arte".

Cosa que en algun punto me parece una idea reaccionaria tb, mas alla de los reparos que pueda haber con las proyecciones digitales.

Hace 4 años me acuerdo que publicaron una nota del festival de Tandil, donde uno de los directores del Amor primera parte denunciaba que Doria se negó a considerar varias peliculas porque estaban terminadas en video. Seria repetir una actitud censurable...

Saludos sebaclint.

happygilmore dijo...

Mmmm... se denunciaba a Doria por no considerar varias películas que estaban "terminadas" en video. En la revista lo que muchos no votamos fueron películas cuyo soporte original es el fílmico y que aquí se estrenaron en DVD, que es muy distinto, y que no creo para nada reaccionario. Aguante El hombre robado.

BobbyFischer dijo...

Cuando escribí el comentario estaba enojado, acababa de leer la revista, pido disculpas si me excedi..

Lo de Doria lo sé ... JPM aclaro que me gustó tu lista de mejores peliculas (y eso que no elegiste ninguna de las peliculas estrenadas en dvd), y que tampoco me gustan las proyecciones digitales. Pero igualmente me sigue pareciendo una decision respetable pero equivocada. Creo que es una decision que se tomó mas consensuada por ese articulo de Noriega donde practicamente llama a rescatar/revalorar a aquellas peliculas del circuito comercial convencional, en desmedro de otras peliculas que forman parte de un culto reducido de festivales, con "gran prestigio", y en donde la proyeccion digital, pareceria que alejase al gran publico.

Aclaro que la proyeccion digital es responsabilidad del distribuidor, no tiene la culpa la pobre pelicula.

En el ultimo numero por ej, se le dio mucha bola a una pelicula que se ve increible, que debe tener un intermedio digital 4k como The Hitcher, pero que no es una pelicula extraordinaria ni mucho menos. O por lo menos es una pelicula mas. Es verdad se ve increible, pero a esta altura a mi como espectador es lo ultimo que me importa. Quiero que las peliculas se exhiban y que la tecnologia no se transforme en un impedimento para valorar ciertas peliculas. Es una cuestiòn cultural, como que hay gente que no ve peliculas que no sean habladas en inglès, o si estan hechas en blanco y negro. Cada uno de estos prejuicios es un paso atràs. Por mas que uno tenga la cabeza abierta y este tipo de cuestiones no incidan en uno, me molestaria que estas cuestiones empiecen a influir en la gente que me rodea. Porque aclaremos ninguna pelicula mainstream se estrena en digital. Ninguna pelicula argentina y si no existiera una Ley de cine salvo pienso Incorregibles se estrenaria en 35 mm y eso me haria perder por ejemplo el Amor primera parte si veo que es una pelicula que no se vota o de la que no se habla porque esta terminada en video o proyectada en dvd.

A esta altura viendo que la gente consume mucho cine y ese cine es cada vez mas uniforme y que ese publico esta cada vez mas atrofiado por los inferno 4k, el dolby digital y demases, y los estrenos comerciales disminuyen en calidad año tras año, y a nadie le importa porque la discusion tecnologica se volvio prioritaria.

Me interesa en cambio que las peliculas que por valores artisticos (que fea palabra) se diferenciaron de todas las otras, sean resaltadas, para que el espectador comun pueda llegar a ellas mas facilmente.

Y mas cuando estamos hablando de un balance del año. En la comodidad de tu casa en un dvd, se ve igual de bien Una pareja perfecta que The Hitcher. Honor de cavalleria que el Aviador..

Muchos Saludos.

BobbyFischer dijo...

Aclaremos tb que una pelicula como El Amor primera parte ni siquiera entra dentro de la llamada "La ley de cine", el INCAA y todos sus vericuetos o sea seria indifundible directamente si empezamos a hablar de tecnologia...

Saludoooos

happygilmore dijo...

Volvemos a lo mismo: Hablás de El amor (primera parte), que es una película rodada y terminada en video. Y es una gran película y en su momento la voté entre las cinco mejores de ese año. Me parece perfecto que las películas se terminen en video y se exhiban de esa manera (de hecho, prefiero, para una película filmada en video, una proyección en video; los blow-ups a veces quedan demasiado mal); estoy por hacer una película que quiero comercializar en ese formato, es un formato que me gusta. Pero es muy distinto una película que fue hecha para ser proyectada en 35mm y acá la estrenen en formato DVD ampliado, que se ve horrible y encima las salas que hay para proyectar ese formato tienen proyectores de mierda. Por ejemplo, Yesterday Once More me parece una película hermosa, pero acá se estrenó en video (¡estando filamda en scope!), y la verdad no me da para votar una película que se estrenó como el culo. Lo mismo en el 2006 con El sabor del té. La verdad que no los considero estrenos; daría lo mismo que cualquiera arme un ciclo en DVD proyectado cobrando un peso la entrada. Creo que si no se dan las condiciones óptimas para estrenar una película es mejor mandarla directo a video (aunque claro, el negocio está en el estreno, más con las ínfimas sumas que pagan las distribuidoras por derechos de exhibición en DVD). Sí, obvio que hay películas que no se merecen no ser votadas como lo mejor del año, pero en condiciones así, y aclarándolo como lo hicimos al final de los top tens, me parece más prudente que promover esa práctica horrible de estrenar en DVD, porque votarlas de alguna manera le daría razones a las distribuidoras para seguir estrenando así. Y no, aseguro que el no haber votado estas películas no tiene absolutamente nada que ver con ninguna nota que haya escrito Noriega.

BobbyFischer dijo...

Entiendo lo que decís Juan Pablo.

Pero tambien convengamos que en nuestro pais hay un solo laboratorio que tiene el monopolio de todo el copiado y que prefiere hacer 150 copias del hombre Araña para una multinacional, porque el negocio le cierra mas de esa manera. De hecho, Ligeramente embarazada (un estreno chico) no estrenó en ningun multicine del centro porque creo que habia un conflicto con el laboratorio por las copias. Tampoco creo que sea un gran negocio estrenar Cafe Lumiere o Ayer otra vez en dvd ampliado. Se lo hace en salas marginales y no hay ninguna ley que proteja al cine independiente. Obviamente en esas condiciones la entrada no deberia valer ni 13 pesos ni 11 ni 9 ni 5. Pero en definitiva creo que las responsabilidades pasan mas por los distribuidores (no sé si estrenan en dvd para costear las ediciones de esas mismas peliculas pero que como vos, creo que lo que hacen esta mal), por un mercado que coloca entradas a 17 pesos, por el monopolio de los laboratorios y la pirateria de los dvds...No es culpa ni de Johnnie To ni de HHH.

Es mas creo que algunas como Honor de Cavalleria se estrenaron en 35 mm porque en dvd ampliado hubiesen sido literalmente un desastre. (otra cosa que llama la atencion se conseguian copias piratas de Honor de Cavalleria en la calle hace un par de meses)

Quizas como medida de protesta seria mas beneficioso incorporar los estrenos en dvd a las listas. O no sé, pero me parece que no votar estrenos en dvd sigue siendo una decision incompleta.

De vuelta, saludos ehhh, no te enojes.

BobbyFischer dijo...

Quise decir: votar peliculas (directo a dvd) en las listas, igual creo se entendió. No sé, es un tema complejo.

bartleby dijo...

Sebaclint, te burlás de Pigna pero tu artículo parece una reseña de "los mitos argentinos", el uso del "mito federal" y "revisionista" para atacar el "mito liberal", dos lógicas idénticas. Decís lo mismo que Pigna, atacás la oligarquía liberal, y te cargás (en realidad preténdés cargarte) en dos líneas a uno de sus más lúcidos intelectuales. Obviamente que el concepto "civilización y barbarie" es ideología, eso lo sabe hasta Pergolini, pero vos te plantás con un discurso que revisionista igual de mítico, pero que vos tomás como verdadero.

Sebaclint dijo...

Que mal uso de los términos "mito" y "mítico". Se lo usa como sinónimo de leyenda simplemente; o como algo falso. Cuando el Mito y lo mítico es, ya lo dice Junger: "realidad intemporal que se reitera en la historia". Es otra cosa.

Para mi no existe un "mito liberal", por lo tanto. Existe una mentira liberal, una Historia Falsificada (como dice Ernesto Palacio).

Gracias por llamar "artículo" a mi comentario igual.
Debí ser más cuidadoso, es verdad. Tendría que haber escrito y explicado más, montar un análisis político y económico, etc. Pero sólo fue un comentario muy espontáneo, surgido en el momento mismo de terminar de leer esas declaraciones.
Yo no me burle de Pigna, por otro lado. Simplemente dije que lo dejo de lado.
Y bueno, si algo se desprende mi "artículo" es una defensa del federalismo, Rosas, etc. cosa que el Sr. Pigna no hace precisamente, más bien justifica a Urquiza ocultando toda la documentación que existe en relación a su traición cuando decidió apoyar al Imperio del Brasil (ya veo que escribió un libro en el que cambio su postura, y yo quedo en falta, pero bueno ya leí suficiente a Pigna, no da para seguir leyendo, o escuchado, o viendo lo que hace).

De todas maneras, sostengo lo que digo en el "artículo". Y no trato de cargarme a Sarmiento en dos líneas. Escritor brillante, es imposible cargárselo en dos líneas. Yo en todo caso critiqué a Matías Piñeiro y su declaración nomás. Además, aunque hubiera pretendido cargarme a Sarmiento, estaría de más. Gente muy brillante y seria lo hizo ya durante todo el siglo XX. Con sobradas pruebas y rigurosos análisis (Palacio, José María Rosa, Jauretche, etc).

Anónimo dijo...

He leído de corrido desde los meses que no lo hacía. El viento te ha llevado lejos y supongo que te seguirá alcanzando a lugares cada vez más inteligentes. Te felicito. Es un placer leerte. Parece que tuvieras 70 años por lo sabio que sos. Y no exagero.
Mar.

Anónimo dijo...

Aunque El enigma de París me costó un poco. Me gustó, pero no desde el principio.
Mar.